Automotriz: Las startups que persiguen a Tesla

Automotriz: Las startups que persiguen a Tesla

Ilustración por Ricardo Elías

Elon Musk se sienta al volante de una empresa que está en camino de vender 500.000 vehículos a batería este año y dar un giro a su negocio. Pero, ¿podrá alguien alcanzarlo?


Tesla

  • Tesla está programado para unirse al S&P 500 el próximo mes
  • Ahora es más valioso que Toyota Motor Corp, Volkswage, General Motors Co. y Ford Motor Co


Lo que emociona a los inversionistas 

Los inversores desde Wall Street hasta Motor City están apostando a que un campo de nuevas empresas de automóviles eléctricos quiten del trono a Elon Musk.

Rivian
 venderá camionetas, dirigiéndose a los compradores con una marca de todoterreno y actividades al aire libre.La compañía también tiene un contrato para construir 100,000 camionetas de reparto eléctricas para el inversionista Amazon. 

Lucid está construyendo una fábrica en Arizona y apunta al mercado de lujo de alta gama. Los ejecutivos esperan enfrentarse no solo a Tesla, sino también a Mercedes-Benz BMW con modelos totalmente eléctricos. 
Lordstown Motors se hizo cargo de una antigua planta de ensamblaje de GM en Ohio que planea construir camionetas a batería para flotas comerciales y espera comenzar la producción en septiembre de 2021.
 
Nikola se dirige al mercado de camiones comerciales. Tiene la intención de fabricar grandes plataformas alimentadas por baterías eléctricas y pilas de combustible de hidrógeno, junto con estaciones de servicio y producción de combustible de hidrógeno. 

Arrival planea construir autobuses eléctricos para tránsito urbano o camionetas de reparto en plantas de ensamblaje más pequeñas y de automatización intensiva.



La lucha de quitar del trono a uno grande 

No será viaje fácil para los inversores, ni para estos recién llegados a la industria. Estás empresas se enfrentan numerosos obstáculos, la mayoría aún no ha construido o vendido un automóvil con éxito y están luchado por hacerlo de manera rentable. Algunos todavía están contratando mano de obra o luchando contra las acusaciones de fraude. Uno registró recientemente una pérdida de $ 1.6 mil millones.

Pero la pregunta de oro es: ¿Están los consumidores dispuestos a comprar un vehículo eléctrico caro que no sea un Tesla? 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top